Queridos Reyes Magos

Queridos Reyes Magos, 


Ya sé que hace muchos años que no os escribo pero es que realmente no se me ocurría nada que valiera la pena, algo que deseara con tanta fuerza como para recurrir a vuestros poderes mágicos. Tranquilos, no voy a pediros ni muñecas, ni teléfonos, ni siquiera un perrito, que el que me trajisteis no me hace ni caso y me está mordiendo ahora mismo el calcetín, por cierto. 


Cada año mis nuevos propósitos consiguen tenerme entretenida los 365 días siguientes. Este año lo tengo muy clarito, pero no necesito vuestra ayuda para esto. Supone un reto para mi conseguirlo solita.


Así que centraros en repartir regalos, salud, sorpresas y alegrías por todas las casas de los demás! Aunque si por casualidad os asomáis por la nuestra dejarnos un poco de salud también que siempre viene bien, (mi madre siempre os prepara un buen desayuno y un barril lleno de agua para los camellos, que de tanto cargar estarán sedientos). 


¡Ah! ¡Se me olvidaba! Que he sido buena… ¿eh? Por si lo habíais dudado.


Cuesta horrores encontrar vuestra dirección para mandaros la carta, pero vosotros seguro que la rescatáis del fondo de cualquier buzón donde llegue a parar…

Feliz 2012



Sobre el autor

Posteado por

Ella es una persona creativa, divertida, que sueña despierta y que adora romper las reglas. Le gusta el diseño, la creatividad y los detalles que marcan la diferencia. Este blog estimula las pequeñas inquietudes que un grande debe tener. "Por que, las noches que contienen sueños, son noches que duran días."

Deja un comentario