Ella

Ella vino un día de navidad junto a su hermana, metida en una caja como si de unos zapatos se tratase. Las tres emocionadas miramos a quien ahora, no puede separarse de ella, pero que por aquel entonces no le hacía mucha gracia…

Dos años después, me mira, gira la cabecita y levanta las orejas para expresarse. Me encanta cuando estoy haciendo algo que no conoce y lo observa o cuando tengo la puerta cerrada de la habitación y la rasca con todas sus garras para que le abra. Mola cuando me estoy vistiendo y me mira como diciendo, eso no Uranita, eso te queda como el culo, o cuando se duerme conmigo y escucho su respiración.

Con lo pequeña que es, en el parque se cree todo un animal carnívoro cuando se enfrenta a todas esas razas que podrían acabar con ella con un solo soplo… Es un poco ingenua, la pobre…

También tiene días en los que se levanta con las “patas izquierdas” y decide, que hoy nadie le va a poner la correa, y que en cuanto se abra la puerta del jardín va a salir corriendo a esconderse, y aun así, cuando la vemos y nos dirigimos hacia ella pensando que estamos a punto de cogerla, parece que nos mira y piensa: “que te lo has creído!!!” y… vuelve a correr.

Claramente cuando dicen que el animal es el mejor amigo del hombre, no se si se refiere a la cantidad de fieles bestias que nos rodean, o a personajes como ella… Que es más lista que el pan!

Sobre el autor

Posteado por

Ella es una persona creativa, divertida, que sueña despierta y que adora romper las reglas. Le gusta el diseño, la creatividad y los detalles que marcan la diferencia. Este blog estimula las pequeñas inquietudes que un grande debe tener. "Por que, las noches que contienen sueños, son noches que duran días."

Deja un comentario