La cola del paro

Esta semana me había propuesto hacer todos los recados que llevaba acumulando en mi “to do list” durante el verano. Una de ellas era ir a apuntarme al paro, (por eso de que nadie me quiere y tal…) y menuda experiencia…
Estaba informada de que el horario de inscripciones era de 9-10:30. Yo, con mi tremenda puntualidad salí de la cama a eso de las 10:10 con lo que, como era de esperar, no quedaban números para mi…
Al irme hacia el coche, una chica, simpatiquísima, se acercó a mi y me dio un ticket que encontró en el suelo, de un parado con poca paciencia que decidió dejarlo para otro día… (debajo del número ponía “quedan 80 personas por delante de Ud.”…).
Total, que lo cogí y dije, de aquí no me muevo hasta que no sea oficialmente una parada, sin ingresos, (porque quieta no estoy nunca…).
Mientras esperaba, tomaba los últimos rayos de sol y quemaba la batería del móvil a las afueras, escuchando la música “a todo trapo” que tenía una rubia de las del barrio que también esperaba como yo. Algo así como “Ay que se quite el top” decía el temazo que escuchábamos todos en forma de bucle… Luego se me acercó el de seguridad, “cari, quieres un piti?”… Y es que se me había olvidado deciros que la oficina no estaba en mi zona, si no en un barrio cercano, que prefiero no mencionar, ya que mi gestión no quedó finalizada, después de 2 horas de espera, y debo volver la semana que viene…
Es chocante como de las 16 ventanillas, sólo había 3 abiertas… es decir, que en las mismas oficinas de empleo tienen 13 vacantes… No entiendo nada…
En fin, todos tenemos 2 horas libres para perder…Seguro que la próxima semana están todas abiertas…
Pero bueno, el resto de gestiones que me había marcado para hoy de mi “to do list” han sido realizadas con éxito, así que pondré buena cara la próxima vez que vuelva…

Sobre el autor

Posteado por

Ella es una persona creativa, divertida, que sueña despierta y que adora romper las reglas. Le gusta el diseño, la creatividad y los detalles que marcan la diferencia. Este blog estimula las pequeñas inquietudes que un grande debe tener. "Por que, las noches que contienen sueños, son noches que duran días."

1 Comment so far

  1. Pingback: Desconectar es bueno, te lo digo yo... - uranita

Deja un comentario