DOn´t blink

Nos ponemos las Hunter para coger la fría linea 1. Observamos a los pasajeros que aun no se han percatado de que era la casilla de salida. (Aquí parecemos cebollas cargadas, aun no tenemos calefacción, más adelante si).
Nos bajamos en la parada Febrero de la linea rojo pasión, podemos ver a muchos besandose y cogidos de la mano, los hay incluso que disctuten, pero poco, que más de mil cámaras que velan por su seguridad.
Hacemos trasbordo en Las Prisas para llegar a la linea Santa que se recibe muy bien cuando ves que el tren pasa por debajo de tantos puentes.
Por la ventana vemos Mayo, muy colorida, si. Pero no nos detenemos, todos quieren llegar pronto a las otras dos siguientes.
Dandole unas moneditas al poeta musical, por obligación, llegamos a la estación del verano, (ya empieza a haber calefacción con ambientador incluido), hacemos una parada grande, para salir a la superficie a tomar el sol y a cogerme un par de aviones, de esos que tan bien sientan…
En septiembre volvemos al cole, digo, al mismo vagón y en la misma silla que dejamos antes de ese gran parón apoyamos los libros más pesados.
Vemos muchos trenes en dirección contraria pasar, tan rápido que te deja sin pestañear para poder ver algo de su interior.
“Atención el mes de las curvas, al salir tengan cuidado para no pegarse una buena toña”.
Y ya de pronto, pasando por lluvias y caidas de hojas, (de esos anuncios que invaden las lineas), sin darte cuenta, estás entre villancicos comprando el ticket (y más cosas) de diciembre para tu próximo trayecto en las redes subterráneas 2013.

Sobre el autor

Posteado por

Ella es una persona creativa, divertida, que sueña despierta y que adora romper las reglas. Le gusta el diseño, la creatividad y los detalles que marcan la diferencia. Este blog estimula las pequeñas inquietudes que un grande debe tener. "Por que, las noches que contienen sueños, son noches que duran días."

Deja un comentario