Escuela de la vida

He aprendido que los que más hablan son los que más secretos guardan; que los de la XL, a veces, son los más hambrientos, que las oportunidades no siempre son aprovechadas, que perder el tiempo es necesario y que la necesidad es proporcional a la rutina personal y que la rutina es más que una mierda.
Que los de los ojos más grandes y bonitos a veces son los más ciegos, que si no demuestras no comes, y que si no comes no vale y que lo que no vale, precisamente, es la cartera. 

He aprendido que el tren de las 9:06 pasa sólo una vez al día, y que cuando dices “nunca” no es un “ni de coña”, que la coña es para la suerte, y la suerte para muy pocos.

Que los héroes también lloran, que puedes estar a un centímetro y a miles de kilómetros, que no se puede cruzar un océano sin perder de vista la orilla, que el que se despelota no siempre es el menos abrigado, que las sonrisas esconden muchas muelas picadas, y que la experiencia es una de las asignaturas pendientes de mi carrera indefinida en la universidad de la vida.
 

Oh Happy Day…

Sobre el autor

Posteado por

Ella es una persona creativa, divertida, que sueña despierta y que adora romper las reglas. Le gusta el diseño, la creatividad y los detalles que marcan la diferencia. Este blog estimula las pequeñas inquietudes que un grande debe tener. "Por que, las noches que contienen sueños, son noches que duran días."

1 Comment so far

  1. Pingback: - uranita

Deja un comentario