La sal de tu vida


Hoy os traigo un video muy especial que vi hace unos meses y que, casualidades de la vida, pude volver a ver el otro día con mis padres en una conferencia. Os hará reflexionar… No os lo perdáis!

Esta es la letra:
Señoras y caballeros del curso del 97… usen crema con filtro solar.
Si sólo te pudiera ofrecer una pista para su futuro, ESA debiera ser el uso de la crema con filtro solar.
Los amplios beneficios de las cremas con filtro solar han sido probados por los científicos, mientras que el resto de mis recomendaciones no tienen más fundamento que mi propia y errática existencia.
Ahora voy a ofrecer este consejo. Disfruta del poder y de la belleza de tu juventud. No te preocupes. Tu no entenderás el poder y la belleza de tu juventud hasta que se desvanezcan. Pero, confía en mi, dentro de veinte años mirarás a tus fotos antiguas y te traerán tales recuerdos que no podrás por menos que afirmar cuantas posibilidades tuviste y que maravilloso lucías en esa época.
NO estás tan gordo como imaginas. No te preocupes por el futuro; o preocúpate, pero advierte que esa preocupación es tan efectiva como intentar resolver una ecuación algebraica masticando chicle. Y es cierto que los problemas realmente importantes en su vida son los que jamás se le pasarán por la mente, del tipo de los que ocupan tu cabeza a las cuatro de la tarde en un martes ocioso.
Haz todos los días una cosa que te asuste.
Canta. No trates los sentimientos ajenos de forma irresponsable. No toleres que la gente trate tus sentimientos de forma irresponsable.
Relájate. No pierdas el tiempo con la envidia: algunas veces ganas, algunas veces pierdes. La carrera es larga, y en el fondo, es sólo una carrera contra ti mismo.
Recordad los halagos que recibáis, olvidad los insultos; (si tienes éxito haciendo eso, dime cómo lo has conseguido).
Guardad las viejas cartas de amor, tirad los viejos recibos del banco.
Estiraros. No os sentáis culpables si no sabéis que hacer con la vida. Lo gente más interesante que he conocido no lo sabían a los 22 , algunos de los más interesantes tampoco a los cuarenta Toma bastante calcio.
Se amable con tus rodillas, las echarás de menos cuando ya no te funcionen.
Tal vez os caséis, tal vez no, Quizá tengas hijos, tal vez no, tal vez o s divorciéis a los cuarenta, tal vez bailes el baile de los pajaritos en tu 75 aniversario. Hagáis lo que hagáis no os enorgullezcais demasiado ni os censuréis mucho. Vuestras decisiones están dictadas en un 50 por ciento por el azar. Disfrutad de vuestro cuerpo, usadlo de todas las maneras posibles. No os cortéis por eso, o por lo que otra gente piense de eso, el cuerpo es el instrumento más grande que jamás poseeréis. Baila. Incluso si no tienes otro sitio para hacerlo que tu habitación. Leed las instrucciones, aunque no las sigáis. NO leas revistas de belleza, sólo conseguirán hacerte sentir feo. Conoced a fondo a vuestros padres, nunca sabréis cuando se irán. Quered a vuestros herman@s, son el mejor vínculo con el pasado y probablemente la gente que más cercana estará a vosotros en el futuro. Comprended que los amigos vienen y van, salvo un puñado de fieles que tenéis que guardar con cariño, Trabaja duro para evitar los obstáculos de la distancia o del estilo de vida porque, cuanto más viejo os hagáis, más necesitaréis de la gente que conocisteis cuando eráis jóvenes. Vivid en Nueva York alguna vez, pero dejadlo cuando se vuelva demasiado duro, vivid en el Norte de California alguna vez, pero dejadlo cuando sea demasiado blando. 
Viaja. Acepta algunas verdades inmutables, los precios subirán, los políticos son todos unos mangantes, tu también envejecerás y cuando lo hagas, fantasearás que, cuando tu eras joven, los precios eran razonables, los políticos eran nobles y los niños respetaban a sus mayores. Respeta a tus mayores. No esperéis que nadie os apoye. Tal vez tengáis una herencia jugosa, tal os caséis con alguien millonario, pero no sabéis cuando se pueden esfumar. No os hagáis demasiadas cosas en el pelo, pues cuando lleguéis a los 40 pareceréis de 85. Tened cuidado a quine le pedís de consejos, pero sed paciente con ellos. El consejo es una forma de nostalgia, proporcionarlo es una manera de rescatar el pasado de la basura, limpiarlo, pintar las partes feas y reciclarlo para venderlo por más de lo que vale.

Sobre el autor

Posteado por

Ella es una persona creativa, divertida, que sueña despierta y que adora romper las reglas. Le gusta el diseño, la creatividad y los detalles que marcan la diferencia. Este blog estimula las pequeñas inquietudes que un grande debe tener. "Por que, las noches que contienen sueños, son noches que duran días."

Deja un comentario