Mi plan contra la corrupción

Hay días en que la tinta de los periódicos mancha más que otra, y en los que el olor de la noticia obliga a taparse la nariz. Incluso hay prensa digital que, que por mucho antivirus que tengas, ensucia algo más que tus ojos.

Parece que en nuestro país está de moda perder en ética y ganar en tramas. (Una palabra que siempre me ha gustado, pero ya no tanto…).
Hay tantos que engordan el bolsillo que debe ser fácil, ¿lo probamos?. Total, luego no pasa nada… Una semanita en boca de todos y punto. (marketing “inteligente” gratis, encima…). 

Los que tienen que dar ejemplo no lo hacen, y el resto les damos más. Por un momento me gustaría encerrar a los jueces en un convento, asilarles de la realidad y que no conocieran a nadie, no supieran nunca quienes son, ni a qué se dedican para que nos pudieran juzgar a todos por igual, sin importar si es hija de alguien, y sin convertir a los “amigos de turno” en “amigos con cabeza de turco”.

Yo si esto sigue así en vez de buscar trabajo monto una empresa de robo, contrato ladrones freelance, y becarios en prácticas, seguro que gano más y me penalizan menos. Ah, y por supuesto me pongo a pedir todas las subvenciones posibles… Que aquí, cuanto más dura tienes la cara, más guapo te van a ver todos…

Sobre el autor

Posteado por

Ella es una persona creativa, divertida, que sueña despierta y que adora romper las reglas. Le gusta el diseño, la creatividad y los detalles que marcan la diferencia. Este blog estimula las pequeñas inquietudes que un grande debe tener. "Por que, las noches que contienen sueños, son noches que duran días."

Deja un comentario