Off to Istanbul

Anoche volví a casa después de pasar 8 días estupendos en Estambul, y es que, resulta que tengo una hermana valiente que es una crack y vive ahí desde hace unos meses. Así que no había cosa que más me apeteciera que un plan familiar disfrutando, conociendo otra cultura y viendo como se lo monta.
 
Estambul es una ciudad preciosa que al estar entre dos continentes tiene una riqueza de culturas, razas y religiones tremenda. Dicen que tiene unas 2.500 mezquitas, y digo “dicen” porque nadie tiene claro cuantas hay. Si es cierto que es más caótica y desordenada de lo que me imaginaba, pero tampoco pensé que tuviera tantas cosas bonitas que ver…
 
Nosotros no nos hemos perdido ni un solo detalle en este viaje, hemos disfrutado como auténticos reyes! Pero si Uranita tuviera que recomendaros sitios obligatorios a los que ir, os podría decir muchos, pero como más que una guía de viaje, es una guía de experiencias, ahí van unas cuantas que NO se os pueden escapar:


-Date un Hammam en los alrededores de Haga Sofia
-Fúmate una cachimba a pleno sol en una terraza de un hotel 5*
-Dejate seducir en el Gran Bazar por un showroom de alfombras
-Acepta una invitación a un té turco de un -turco-
-Comete un buen kebab
-Prueba el Raki
-Imaginate tu fiesta de cumpleaños mientras paseas por los salones del Palacio Dolmabahçe
-Subete a un ático a ver lo bonito que es skyline con tanta mezquita
-No te pierdas la puesta de sol desde un barco
-Descubre un restaurante clandestino con encanto cerca de Taskim
-Déjate timar por los taxistas turcos
-Huele todas las especias
-Regatea, regatea y regatea
-Entra en una mezquita en hora punta
-Siéntate en la orilla del puente de Galata a ver los delfines
-Escucha como los turcos buscan a toda costa a las rubias de ojos azules con un “me has rompado el corason”
-Montate en un carro de caballos por las Islas Principe
-Date un homenaje con una buena cena con vistas en Ulus
-Pégate unos bailes debajo del puente que separa Asia de Europa en Clup Reina
-Cómprate una alfombra para la casa que aún no tienes
-Navega por el Bósforo 
-Fíjate en los detalles de cada burka que ves
-Intenta identificar quien es la madre y quien es la hija (y cuantas hay) 
-Aprende a decir “Habibi”, “evek” y “Tesekuler” a todas horas
-Compara Estambul en la parte europea y en la parte asiática 
-Aguanta todo lo que puedas sin respirar sudores en el tran
-Cógele el punto a la música turca
-Imaginate con alguna de las joyas del palacio de Topkapi
-Pártete de risa
-Pide una de esas miles de mazorcas que venden en la calle
-Déjate limpiar los zapatos en plena calle
-Piérdete en el Gran Bazar

Vista desde el Bósforo de la parte europea de Estambul

Sobre el autor

Posteado por

Ella es una persona creativa, divertida, que sueña despierta y que adora romper las reglas. Le gusta el diseño, la creatividad y los detalles que marcan la diferencia. Este blog estimula las pequeñas inquietudes que un grande debe tener. "Por que, las noches que contienen sueños, son noches que duran días."

Deja un comentario