Mi palabra para el mundo

Crear un blog no es sólo practicar una herramienta tecnológica. Tampoco es sólo una forma de comunicarnos o compartir cosas. Ni siquiera es sólo un hobby, ni una salida profesional, ni una forma de crear una marca personal. Crear un blog puede ser todas esas cosas… pero, antes que eso, y para que todo eso tenga sentido, debemos comprender que publicar un blog es un quehacer que configura nuestra forma  de presentarnos ante el mundo, de posicionarnos en el mundo y de pronunciar nuestra palabra para el mundo. 

Suena fuerte, ¿verdad? El blog no es tanto el resultado de todo eso,sino un camino más, de los muchos que podemos recorrer en la vida, en el que vamos descubriendo nuevas realidades frente a las que debemos posicionarnos, a las que debemos dar respuesta, para las que debemos encontrar nuestra propia palabra. ¿Qué me toca decir o aportar en esta reunión? ¿Qué papel juego para mis amigos? ¿Quién soy yo en mi familia? ¿Qué voy a aportar en mi profesión? ¿A quién le interesa lo que yo puedo decir? ¿Cuál es la mejor forma de decirlo? Todas estas preguntas caben en una sola: ¿Cuál es mi palabra, aquí y ahora, para el mundo?

Y con esto conseguimos poco a poco llenar esos renglones del curriculum de vida.
Hace ya casi 3 años, inicié esta etapa bloggera como un lugar donde expresar y lanzar mi palabra como dice “Alvaro Abellan” en su blog, profesor y filósofo que desde primero de carrera nos ha enseñado la importancia del lenguaje. 
Una vez a la semana escribo también en un blog de emprendedores que me hace estar a la última sobre el auto empleo. Hace unos días entrevisté al gran “Alejandro Suárez” y aquí os la dejo.

Sobre el autor

Posteado por

Ella es una persona creativa, divertida, que sueña despierta y que adora romper las reglas. Le gusta el diseño, la creatividad y los detalles que marcan la diferencia. Este blog estimula las pequeñas inquietudes que un grande debe tener. "Por que, las noches que contienen sueños, son noches que duran días."

Deja un comentario