La primera vez

Aquello de que “nadie nace sabiendo” es una verdad como un templo, que a los 11 meses de gatear y restregarte por el suelo eres tu la que te levantas sin entender porque todas esas personas mayores y emocionadas mueven los labios y dicen algo así como “ven con Papá”. Porque por mucho que te empujen o te pongan el osito delante, el primer paso siempre lo das tu y tú, y solamente tú y nadie más que tú. (cómo la canción).

Y lees el título del post y te imaginas que voy a hablar de mi primera vez, sí, aquella vez… Pero no, siento decepcionaros a todos los que os esperabais que iba a transcribir un párrafo de las Edades de Lulú, 50 sombras de Grey o algo de eso… Pero no, me refiero a todas esas piedras que se nos ponen en la carretera de la vida y que nos obligan a aprender a coger la siguiente curva.

El primer error, consiente o inconsciente, la primera metedura de pata gorda gorda, incluso la primera vez que repites esa primera cagada o la primera vez que repites la segunda, la tercera y así un bucle infinito aprendiendo de cada una de ellas algo nuevo hasta poder llamarles a todas “primeras”.

Las primeras veces son siempre duras “Gracias, sólo estoy mirando” o no… La primera vez que cambias las clases de tenis por el Vozka con Kiwi, o la primera vez que le viste, o que diste sobrepeso en un vuelo a un destino de peli, el primer beso (uhhh), la primera vez que paraste el tiempo con tus amigas, que tuviste que quedarte unas vacaciones con tu familia y descubriste que no fue tan malo, el primer sobresaliente/subida de sueldo, el amor de verano, la primera depedida…

Porque no hay mejor cosa que levantarse, salir de casa y esperar a ver con lo que nos sorprende la vida, tener miles de primeras veces positivas y negativas no es más que experiencias de vida.

Inténtalo todo, no tengas miedo y sobretodo no te dejes morir a los 20 aunque te entierren a los 90…

 

“No tengas miedo al fracaso. Ten miedo de no intentarlo”.

 

 

Aprovecho para recomendar a todo el mundo mundial la pelicula de Inside Out, un alucinante viaje por los mecanismos de nuestra mente, con el que podemos empatizar con personajes animados que habitan dentro de nosotros como las emociones, la alegría, la tristeza, el asco, la ira… PE-LI-CU-LON!!

 

 

Vía Kailamaee

Vía Kailamaee

 

Sobre el autor

Posteado por

Ella es una persona creativa, divertida, que sueña despierta y que adora romper las reglas. Le gusta el diseño, la creatividad y los detalles que marcan la diferencia. Este blog estimula las pequeñas inquietudes que un grande debe tener. "Por que, las noches que contienen sueños, son noches que duran días."

1 Comment so far

Deja un comentario