A ti

La vida va tan de prisa, que a veces olvidas parar para coger aire, a veces olvidas como suena el silencio o a veces ni siquiera recuerdas como era tu nombre.

Se que llevas grabadas en tu piel cada una de nuestras necesidades y que desde enero hasta diciembre vives para que tengamos todo aquello que luego nos haga sonreír a los cuatro.

Las luces de este planeta sólo viven para alumbrar tu gran obra, para mostrarnos que el mundo nunca se acaba ante un problema y para enseñarnos que pase lo que pase tu siempre estarás ahí cayendo al precipicio por nosotros; y nosotros, en silencio siempre te intentaremos demostrar que acabaremos con cualquier marea que ahogue tus ojos, y lucharemos contra todo incendio que acabe con tus fuerzas, recordándote que nunca, en ningún lugar, nadie te podrá remplazar.

Queremos ser el motivo de tus sonrisas, el sonido de tu risa, y la sequía de tus lagrimas. No quiero que pienses que el tiempo vuela más rápido que lo que dicta este reloj y tampoco quiero que te asuste el futuro por muy impredecible que sea, ni por muchas aventuras que nos prepare. Si, aventuras… Tú que nos hablas de aventuras desde hace años…

Y es que en ningún momento dudo de en qué pronombre escribir. Sé de sobra que solo existe un nosotras porque hemos sido un equipo en contra malos días, un continuo paño de lagrimas y hemos sido la mano que ha estado ahí cuando la noche parecía hacerse más larga que de costumbre. Tu que te lo bailaste conmigo todo bajo la lluvia y caminaste bajo la tormenta.

Se que este escrito no se puede comparar con todo aquello que hemos vivido, es humanamente imposible, porque hay veces que las letras no pueden acoger el significado de todas ellas juntas, en ocasiones se necesita un abrazo, un apoyo y un hombro.

Créeme cuando te digo que tu no solo has sido eso, si no también la artista que cuando se manchaba de acuarela el paisaje siempre difuminaba el error y hacía de aquello una gran obra maestra. Ni qué decir tiene, que aunque el tiempo me está haciendo conocer en qué consiste ser adulta, nunca querré saber qué es perderte. Porque aunque llevo estudiado que el oxigeno es base de toda vida, mi única respiración sera siempre consecuencia de todas las veces que me caí y tu me ayudaste a levantar. Porque me enseñaste que las personas son las relaciones que se construyen en la vida, así que de nada sirve pintar un futuro en el cielo si no es contigo a mi lado.

Tu que además de luchar conmigo por la tabla del 5 y a saber deletrear tu-bér-culo, a estas alturas de la vida tienes que saber que da igual si frío o calor, 3 o 300, o si Pekin, Madrid, o Honolulú, simplemente que hay cosas que siempre necesitamos ahí como tu sonrisa y tu fuerza, y así no existirán los malos momentos, ni las malas épocas.

Y además, tu que has sido cocinera antes que princesa, deberías saber que solo estamos cogiendo carrerilla para llegar a la cima, y que la vida es una noria, que tan pronto estas arriba como abajo, pero contigo esta noria sigue siempre dando vueltas y eso es lo que nos da vida, eso es lo que de verdad importa.

Mamá, gracias.

By Kelly Murray

By Kelly Murray

“Solicito Cupido nuevo, serio y responsable, para otro tipo de amor”.

Inspiración: L.Sesma

Sobre el autor

Posteado por

Ella es una persona creativa, divertida, que sueña despierta y que adora romper las reglas. Le gusta el diseño, la creatividad y los detalles que marcan la diferencia. Este blog estimula las pequeñas inquietudes que un grande debe tener. "Por que, las noches que contienen sueños, son noches que duran días."

Deja un comentario