Querido 2016

Quiero que me prometas lo imposible, que me permitas seguir construyendo sin destruir, que me hagas bailar aun sin melodía y cantar sin estribillo.

Lánzame a todo, y a nada; al bien sin el mal. Hazle a mis rodillas temblar, pásame el autocorrector del 2015 y prepárame para el 17. Lléname la mochila de cosas bonitas y mis ojos de experiencias. Hazme querer a fuego lento sin que eso signifique con desgana. Haz que me ría del pasado, me burle del presente y háblame del futuro. Enséñame a ver lo bueno de un no y recuérdame eso que dicen de que la felicidad es cuando no la necesitas. Ponme las películas sin final porque ya soy yo la que decido cuando brindar con las despedidas.

No pido tanto, no son propósitos ni deseos, es tu trabajo y tienes 12 meses. Yo mientras te espero tomándome una copa con la distancia, que también es jodida y queremos enterrar el hacha de guerra.

Sobre el autor

Posteado por

Ella es una persona creativa, divertida, que sueña despierta y que adora romper las reglas. Le gusta el diseño, la creatividad y los detalles que marcan la diferencia. Este blog estimula las pequeñas inquietudes que un grande debe tener. "Por que, las noches que contienen sueños, son noches que duran días."

Deja un comentario