Un brindis por seguir soñando – La La Land

Porque la ilusión mueve montañas. Ya lo dijimos hace mucho y ayer que fui a ver La La Land no pude dejar de pensarlo.

Una película que enseña ilusiones entre duras realidades, que te invita a soñar despierto y a vivir lo imposible.

El fenómeno ilusión ha emocionado a medio mundo, porque Chazelle no solo ha conseguido hacer soñar a los protagonistas, sino mantenernos a los espectadores en una ilusión permanente durante el film por cada plano, en cada diálogo o gesto, en ese hola y adiós y en lo que pudo ser y no fue.

Luchar por conseguir un sueño siempre significa perder otras muchas cosas que te hacen feliz, y eso lo sabemos, y la película es una lección de cómo hacerlo. Un mensaje real pero duro. Una esperanza de que todo puede salir bien, o casi bien.

Un chute de energía para toda esa generación que ve los toros desde la barrera, para toda esa gente que sueña pero lo da todo por perdido. Un empujón contra el rendirse, el que no baja la guardia y el que aguanta carros y carretas.

Y que me dices de esos bailes a lo “Cantando bajo la lluvia” con esos decorados irreales y esos colores tan vivos o de esas escenas bailando a las orillas del rio a lo “Todos dicen I love you”? . Apetecía y ver una película como las que se hacían antes, pero en version moderna.

La La Land: Nostalgia, romance, magia e ILUSIÓN.

LaLaLand

 

 

 

 

 

 

Sobre el autor

Posteado por

Ella es una persona creativa, divertida, que sueña despierta y que adora romper las reglas. Le gusta el diseño, la creatividad y los detalles que marcan la diferencia. Este blog estimula las pequeñas inquietudes que un grande debe tener. "Por que, las noches que contienen sueños, son noches que duran días."

2 Comments

  1. Qué razón tienes, es una película tan conmovedora y tan realista que es sorprendente que a una factoría americana le dejaran llevar a cabo un final sin “final feliz” Made in Hollywood. Pero lo importante es que su vida fue igual de buena o mejor y no debemos pensar en aquello que pudo ser sino concentrarnos en vivir el presente, que es lo único que tenemos. Una reflexión preciosa.

Deja un comentario