All posts tagged “amistad

Escucha

Escúchalo todo, al de arriba, al de abajo, al más sabio y al más tonto. Tu escucha, no pares, porque este es el mejor consejo que alguien te podrá dar, porque escuchar es dejar que la vida te entre por todos lados, que el cerebro respire y que entren nuevas ideas en forma de aire fresco. Reciclarse.

Es terapia, es pensar en ellos y dejar de escucharse. Escucha las entre lineas, las miradas, los gestos y el silencio.

Los que escuchan son los que luego acaban triunfando, porque se anticipan a las necesidades, y ellos mismos son los que se dan cuenta de que se pueden cambiar muchas más cosas haciendo reír que haciendo llorar.

Por que hay una linea muuuy fina entre escuchar y oír. Al igual que hablar no es comunicar, ni mirar es ver, ni tener fortuna es tener dinero, ni ser feliz es tener sonrisas, ni enamorarse es ser correspondido, ni caerse es siempre levantarse, ni sentir es siempre llorar…

Bienvenidos al rincón de pensar…

La sencillez que enamora

Pasan los días, las semanas, los meses y sigue oliendo a esfuerzo mal encaminado, a tiempo perdido y sigues llegando a la pista con la lengua fuera por no haber leído las bases del concurso. Y ahí es cuando te das cuenta de que no hay que intentar serlo todo, ni intentarlo tan fuerte todo, porque lo sencillo es lo natural, lo real, lo que te hace ser tu mismo y sacar tu personalidad sin salir a la calle a disfrazarte.

Con el tiempo, te irás dando cuenta que no hace falta recargar los ambientes ni retar al aire frío que entra en el salon. Aquí estamos en contra de “forzar” e “interpretar”, porque hace ilusión cuando las cosas sencillas representan más de lo que esperas sin buscar el éxtasis ni el frenesí compulsivo. Cuando aprendes que el resultado es la improvisación perfecta, la normalidad sincera, humildad espontánea y un sin fin de juegos de palabra complicados pero “sencillos”.  Leer más

La gente bonita

Son esas que hacen tu mundo fácil y permanecen. Son las que te reconfortan, te sacan sonrisas, te sosiegan y te mantienen fuerte en la vida.

No son guapos, ni altos, ni listos, sino sinceros. La gente bonita es la que te aprieta la mano y te mira a los ojos. Ni qué decir, que cuando te tienen que decir “Tu perra inmunda” o destapar la caja de los recuerdos amargos lo hacen con una botella de vino, nada de pócimas mágicas ni secretos a la luz de la luna.

Leer más

Sobre dejar huellas y no cicatrices

Es cursioso con qué facilidad olvidamos lo que nos hace feliz. Porque lo fuiste, recuerdas? Hubo un tiempo en el que fuimos felices, muy felices! Unos de cerca, otros de lejos, unos menos y otros más.

Nos hicieron creer en el amor, conocer el éxito, respirar felicidad, y comernos a besos. Nos hicieron creer que todo eso existía y que para colmo, era fácil. Incluso que soñar despierto era absolutamente gratis, cuando la realidad estaba a la vuelta de la esquina esperando para darte un par de leches bien dadas. Nos hicieron creer que si no tienes voz puedes cantar, y que si no tenías piernas, podías andar… Leer más

Y ahora corre, vuelta no te detengas

Descubierto! A ver, no es un descubrimiento reciente, ni que haya quitado tiempo a los estudiantes de Harvard o a los avances de la Medicina Nuclear, pero por fin podemos ponerle nombre a ese sentimiento de creer en una persona tanto y tan fuerte, que le ayude a conseguirlo. Si my friend, tu palabra vale, y vale mucho. Tener expectativas sobre alguien y hacérselas saber tiene su consecuencia.

Seguro que te ha pasado que alguien de tu entorno tenía un negocio/exámen/oposición/entrevista entre manos casi imposible pero que todos apostaban por el de manera muy fuerte, y finalmente a modo de superhombre/semiDios va y lo consigue!

Leer más

Atrévete-te-te salte del closet, destápate.

Las mariposas de tu estómago están revolucionadas esperando a recibir ese mensaje que te hace estar mirando disimuladamente el móvil a todas horas mientras pones cara de interesada al de enfrente que, como no, te está contando su pena más grande, y cuando por fin, suena, o estas en el baño, sin batería o es un puto grupo de whastapp. (qué afortunada soy).  Reconócelo, no eres de ese 3% de la población que tiene la suerte de no pertenecer a ningún grupo de WhatsApp, esos a los que contestas sólo cuando esperas al bus… ¿Pero, qué tienen? ¿Porqué no podemos salirnos de él tan fácilmente?, ¿porqué si lo eliminamos siempre hay algún graciosillo que te vuelve a meter?, ¿es una droga? ¿es un avión? Da igual, no lo analices, te volverá a pasar dentro de poco. (mañana).

Lo peor de todo, es que tu no eliges estar en los grupos, ellos te eligen a tí, si, ellos como si tuvieran vida propia, porque ni siquiera te queda claro, qué cojones haces en ese grupo a estas horas, ni quien son todos estos números +34 que no conoces.. “regalo para…” No, si encima, vas a compartir regalo con todos esos números tan raros…

Leer más

Sobre aprender a vivir viviendo…

Hace ya casi un mes salí de mi pequeño Madrid para ir a dar una vuelta “por ahí”…
En este caso, me habían propuesto un plan de fin de semana diferente y no me podría resistir, así que por muy lejos que estuviera y muy intenso que fuera, mi respuesta era un SI rotundo.
Como sabéis me gusta mucho la fotografía, pero nunca se llega a saber todas las posibilidades que te puede dar una cámara, así que llevaba tiempo pensando en ir a conocer a Álvaro Sanz y encima verle en Cabo de Gata.
Así que llené mi coche de cámaras y amigas y nos fuimos de aventura a la costa, a respirar aire puro, a comer naturaleza, a dormir poco y a aprender a hacer poesía con los ojos.
Álvaro_Sanz_Cabo_de_Gata
Álvaro es un visor humano del que se ve todo con un gusto estupendo. Un entusiasta puro y duro de la fotografía. Ya le había escrito un par de veces meses atrás pero nunca había tenido tiempo para ir a verle.
A él le acompañaba su novia Mo, que a parte de desprender una luz especial, es otra autentica crack que hace que entre ellos dos se retro-alimenten de ideas y juntos sean un tandem perfecto, difícil de superar en muchos sentidos.
Durante ese fin de semana, aprendimos que no hace falta tener a Giselle o la torre Eiffel delante para tener una foto bonita, a no soltar la cámara, a saber que siempre hay cosas que fotografiar, conocimos técnicas de otros fotógrafos de renombre, y a por fin, perderle el miedo al “manual”. Si!!!! ¡Cuantas ganas tenía!. Hemos perseguido los amaneceres más bonitos y aprendido a fotografiar estrellas (bueno, a mi me queda mucho por sacar una buena de esas…).
  cabo_de_gata
El curso te trasmite las ganas por seguir haciendo más y más fotos, y a apreciar los pequeños detalles en un mundo en el que vivimos viendo sin ver.
Tengo pensado apuntarme a algún otro curso más cuando Álvaro vuelva de una aventura interesantísima que nos contó, y para así tambien, recuperar mi sombrero ;-) (aunque seguro que le está sacando partido).
  Uranita_Almeria
Todas las fotografías están hechas por Uranita en Cabo de Gata. Si quieres, puedes ver más en Instagram.