All posts tagged “lecciones de vida

La primera vez

Aquello de que “nadie nace sabiendo” es una verdad como un templo, que a los 11 meses de gatear y restregarte por el suelo eres tu la que te levantas sin entender porque todas esas personas mayores y emocionadas mueven los labios y dicen algo así como “ven con Papá”. Porque por mucho que te empujen o te pongan el osito delante, el primer paso siempre lo das tu y tú, y solamente tú y nadie más que tú. (cómo la canción).

Y lees el título del post y te imaginas que voy a hablar de mi primera vez, sí, aquella vez… Pero no, siento decepcionaros a todos los que os esperabais que iba a transcribir un párrafo de las Edades de Lulú, 50 sombras de Grey o algo de eso… Pero no, me refiero a todas esas piedras que se nos ponen en la carretera de la vida y que nos obligan a aprender a coger la siguiente curva.

Leer más

Lo bonito que es odiar, y sonreír

Hace poco leí que una de las lecciones de la vida es aprender a odiar, pero a odiar bien, a odiar con amor, sin violencia, pero irracionalmente. A poder tener el derecho de levantarte un día y odiar a tu vecino porque te sonría en el ascensor, al del semáforo porque arranque antes que tu o a simplemente, cogerle asco por un día a Ana Pastor, a Sergio Ramos, a los flipados del gym, a los ejecutivos que se toman las comidas con calma, a Pablo Iglesias, a las estupendas de Coachella o las películas de Trueba… sin que ello te haga sentirte mal y notando lo libre que eres y lo que descargas cagándote en ellos por un rato. “¿Terapia? Seguro Doctor… Pero con cuidado no quiera acabar en el Hospital Cínico”. Bien, después de esto ya puedo volver a mi puesto de trabajo y sonreír al Excel durante 8 horas.

La importancia de tener un mal día no quiere decir nada más que reconoces los que son buenos. Y es que realmente, nadie nos enseña esta parte de la vida. En las putas películas de Disney no hay odio, si malos, pero no odio. 28 primaveras después seguimos creyendo en los finales felices y en los Érase una vez… Y no te das cuenta que si cenicienta tenía que irse a las 12 era porque se iba de Rave…

Leer más

Buenos momentos y buenas lecciones

A ti que no te fías ni de tu sombra, que te han enseñado a odiar odiando y a querer queriendo. Tú, que a estas alturas, has comprobado de primera mano todo tipo de sentimientos habidos y por haber, y hasta que no te ha dolido no has parado. Dolido a ti, si. Que has sangrado tus propias carnes. Porque no vale con leerlo, ni con escucharlo, no. Esto va más de sentirlo y hacerlo.
Dicen que uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde, dicen que querer es poder, dicen que a la tercera va la vencida, dicen que quien no arriesga no gana, dicen que lo imposible es atractivo, dicen que el que tuvo retuvo; que una mirada vale más que mil palabras y que de todo se aprende, dicen que todo lo malo tiene algo bueno y que todo lo bueno tiene un final. Dicen…

Porque ya te habrás dado cuenta de que en esta vida de PEROS no hay que ser bueno, sino parecerlo, y que la valentía no se mide por lo que uno puede ganar, sino por lo que está dispuesto a perder.

Y ahora cuidado, te aviso, tengo un alma y está cargada.

Leer más