All posts tagged “psicología

El pie que duerme fuera de la sábana

Si, esa extremidad rebelde ese que no quiere nunca quedarse en su sitio, esa misma que te ayuda a echar el ancla en las noches de codo en barra o la que busca al compañero de cama. Si, esa que tan pronto tiene frío como calor pero se mueve a sus anchas para regular tu temperatura.

Si hubiera un kamasutra de posiciones para dormir placidamente, estoy segura que la de sacar la pierna de la sabana estaría entre las top 5.

Y qué me dices de los que se acuestan con calcetines para terminar quitándoselos inconscientemente en pleno sueño? Esos que hacen que al día siguiente te sorprendas del campo de minas en el que has dormido.

Ahora te habrás dado cuenta que no eres la única criatura rara en este planeta que duerme con un pie fuera y otro dentro… Seguro que algún día habías pensado el porqué de este hecho, o incluso te habrías creído raro, pero no… Pues bien, los pies son esos reguladores de temperatura corporal que hacen que, en un momento dado, y cuando más lo necesitamos, equilibra el calor haciéndolo bajar del modo más acertado posible para que nos entre ese sueñecito agradable.

Existe una estrecha relación entre la calidad del sueño y la temperatura corporal, lo que explica que, normalmente, se duerma mejor en invierno que en verano. Voy a comprobarlo.

Apaga la luz. Hasta mañana

Morir de empatía

Empatía: capacidad de percibir lo que otro puede sentir.

En otras palabras, conectar! ¿Como de larga es la barrita de batería de la empatía? ¿Se gasta igual en diferentes ambientes? y esa es otra, ¿como se carga cuando estamos bajo mínimos?

En el número de enero de la Harvard Business Review se publica un artículo llamado “The limits of the Empathy” donde describe el arte de preocuparse por los demás. Porque si, es todo un arte en el que no están muy bien definidos los límites y que además de agotar, no se retro-alimenta ni tiene efecto boomerang.

Y como todo en la vida, hay que saber medirla. Vivir constantemente en los zapatos del otro puede desconectarnos emocionalmente de nosotros mismos, que es cuando escuchamos aquello de: “Ahora te toca ser egoísta, piensa en ti y dedicate tiempo”. Leer más

Y ahora corre, vuelta no te detengas

Descubierto! A ver, no es un descubrimiento reciente, ni que haya quitado tiempo a los estudiantes de Harvard o a los avances de la Medicina Nuclear, pero por fin podemos ponerle nombre a ese sentimiento de creer en una persona tanto y tan fuerte, que le ayude a conseguirlo. Si my friend, tu palabra vale, y vale mucho. Tener expectativas sobre alguien y hacérselas saber tiene su consecuencia.

Seguro que te ha pasado que alguien de tu entorno tenía un negocio/exámen/oposición/entrevista entre manos casi imposible pero que todos apostaban por el de manera muy fuerte, y finalmente a modo de superhombre/semiDios va y lo consigue!

Leer más

De algo fuerte, fuerte…

Me dicen que escriba, que hace tiempo que no lo hago. Y que  cuente algo fuerte! Pero qué hago, ya no me queda Scroll en Pinterest para buscar Inspiración. Vale, no pasa nada. Algo fuerte joder… Vale… Los chupitos de Jagger del sábado, ah! no, no me acuerdo; de los 30 detenidos en Cobo Calleja, uf, no que coñazo… Vale, el queso! Puedo hablar de cuanto echo de menos el queso viviendo fuera de España. Es la hora de la cena y me tomaría un surtido de roquefort de los peor mal olientes y fuertes del mercado francés. Uff.. Francés, si, también me acuerdo de que mi tía dijo una vez que podrías enamorarte de un gabacho solo por escuchare hablar y si, cuanta razón! Que bien suena un “tu es très jolie” o un “Viens ici” Yo recuerdo dar clase de francés muchos años y que me tuvieran castigada escribiendo 50 veces “Excusez-moi, monsieur ! Je suis désolé” y no sonaba tan bien, en fin… Vamos a cambiar de tema que no quiero seguir con esto del francés…

Leer más

El efecto “Remember”

A veces nos aferramos a olvidar el pasado a toda costa, dejando morir pensamientos y hechos sólo por que en su día nos hicieron ver las cosas peor de lo que hoy las vemos. Pero ello no significa que mueran, o que dejen de existir, ni tampoco son culpables por marcharse, de hecho están bien donde están. Eres así por que en su día te diste la leche oportuna y te levantaste -tu solita-, y vives en este mundo por que en su día alguien lucho para que hoy pudieras hacer todo lo que haces.

Leer más